Estas herramientas deben tener un propósito estratégico para no ser banales.

No es que se haya acabado el juego: lo que han cambiado son las reglas. Muchas empresas utilizan desde hace años los recursos que ofrece la gamificación: el uso del juego, de sus técnicas y beneficios, en entornos que no son lúdicos.

Para leer el artículo haz click aquí: EXPANSIÓN-Gamificación en la empresa-20-01-2021