1553856003_538688_1553856246_noticia_normal_recorte1

La transformación digital no habla balleno

Fernando Botella, CEO de Think&Action

Es importante que se haga un refuerzo en las habilidades de comunicación de todos los profesionales implicados en la implantación de procesos de transformación digital.

Dory, la pececita olvidadiza que acompañaba a Malvin, el padre de Nemo, en su desesperada búsqueda del joven pez payaso en el clásico de Disney, presumía de saber hablar balleno, un supuesto lenguaje propio de los cetáceos que solo estos gigantescos animales marinos dominaban. En los procesos de transformación digital que experimentan hoy las empresas se diría que también hay mucho consultor y mucho experto en nuevas tecnologías que se comunica en “balleno” con el mundo. Y eso no suele ser una buena idea. Porque, salvo ellos mismos y quizá algún aventajado como Dory, no es un idioma que el común de los mortales entienda.

Toda iniciativa de transformación digital implica, lógicamente, un alto componente tecnológico. Dispositivos, procesos, software… la tecnología ocupa un espacio destacado en estos procesos y forma parte de la práctica totalidad de las soluciones diseñadas para ellos. Y la tecnología, como cualquier otra disciplina, tiene su propio lenguaje. Una colección de nombres, códigos y maneras de expresarse exclusivos de la jerga profesional a la que pertenecen. Para evitar errores y malos entendidos se necesita precisión, y esta requiere de términos ajustados e inequívocos que todos los interlocutores compartan e interpreten de un modo similar.

Así que es hasta cierto punto lógico que quienes tienen la responsabilidad de implantar este tipo de procesos digitales manejen estos registros idiomáticos. El problema es que la transformación digital no es una cuestión exclusiva de unos pocos especialistas, sino que atañe a todos y cada uno de los colectivos e individuos que conforman la empresa. Su éxito depende de que la totalidad de los empleados y colaboradores participen y se familiaricen lo antes posible con el manejo de estas herramientas y maneras de trabajar. Y ello solo es posible si el lenguaje que se utiliza apara transmitir la nueva cultura es asequible para una plantilla heterogénea y con distintos grados de habilidades digitales.

Para leer el artículo completo haz click aquí: https://retina.elpais.com/retina/2019/03/29/innovacion/1553856003_538688.html

Los Comentarios están cerrados.