En contextos de hiperaceleración e hiperestimulación, en mercados de la abundancia y de la gente ocupada, si por algo compiten las marcas, las empresas -y sus profesionales en consecuencia- es por una cuota de atención.

En juego están aspectos clave como no pasar desapercibido, conectar y generar impactos en sus respectivos públicos de interés (externos e internos) y establecer vínculos emocionales con ellos. ¿Cómo conquistar esa cima? A través de un único camino: la sorpresa.

La sorpresa es la llave maestra que abre la mente de las personas y nos conecta con su atención… Los magos lo saben bien porque la esencia de la magia es la sorpresa; si un juego es previsible, inmediatamente deja de funcionar y es por ello que el mago trabaja continuamente para sorprender a su público encima del escenario.

Las empresas y los profesionales hoy se enfrentan al mismo desafío para poder triunfar, porque lo previsible no funciona en la magia… tampoco en el mundo de los negocios.

Vivimos en la economía de la atención. Frente a un exceso de información, productos y servicios, la atención del público es hoy el bien más escaso y aquél por el que las compañías compiten. Nuestro objetivo ha de ser conseguir que nuestra marca, nuestros productos no pasen desapercibidos a los ojos de nuestros clientes y eso nos obliga a estar continuamente sorprendiendo”, Fernando Botella, CEO de Think&Action.

Descubra cómo la sorpresa no es un simple truco sino una poderosa herramienta de gestión, con importantes efectos extraordinarios a nivel de gestión de equipos y de negocio. Y hágalo disfrutando de una experiencia emocional, mágica y muy divertida.

Consúltenos si desea más información o una propuesta a medida.

 Wow! es una invitación a descubrir las claves para generar engagement y posicionamiento a través de la sorpresa, disfrutando, al mismo tiempo, de una experiencia mágica y muy divertida.