Todo se puede entrenar

“Todo se puede entrenar”, de Toni Nadal

Escrito por Fernando Botella, CEO de Think&Action

En estos tiempos de inmediatez y culto a la comodidad, de discursos vacíos y frivolidades varias y demasiadas, es un placer encontrarse con la oportunidad de ver todo aquello en lo que uno profundamente cree y defiende a diario en su ejercicio profesional representado en un ejemplo de “carne y hueso”, de máximo éxito e igual actualidad. Es una enorme satisfacción poder poner nombre y apellidos, asociar una cara del siglo XXI con valores como el esfuerzo, la exigencia, la perseverancia o la responsabilidad.

Por eso reconozco que recorrer las páginas del libro “Todo se puede entrenar” (Alienta Editorial), de Toni Nadal, entrenador y tío de Rafael Nadal, ha sido un pleno disfrute para mí. Fundamentalmente por dos motivos: primero, porque brinda la oportunidad de conocer sobre qué pilares se ha construido la carrera de un número uno del tenis -deporte que constituye una de mis pasiones-, pero, al mismo tiempo y sobre todo, porque nos devuelve a principios y valores básicos y vitales, absolutamente fundamentales para lograr el éxito en cualquier meta y, por tanto, perfectamente trasladables y aplicables en cualquier profesión y vida.

Están plasmados desde la máxima sencillez y humildad, y, sobre todo, desde un criterio de utilidad y enfoque práctico, ilustrados con numerosos ejemplos reales de situaciones vividas por sus protagonistas. Todo ello les distancia de teorías y les dota, por el contrario, de un halo de credibilidad, cercanía y posibilidad que invita a llevarlos a la práctica, al hacer. Porque, como reconoce Toni Nadal en sus páginas, “las grandes teorías, los rituales, los lemas y demás quedan muy bien para el entrenamiento, pero de poco sirven para el partido. Para el partido lo que sirve es hacer lo que tienes que hacer”.

¿Cuáles son algunos de esos pilares que cimentan la carrera de éxito de Rafa Nadal? ¿Cómo es el método que Toni ha aplicado para forjar un deportista/ profesional de élite? ¿Cuáles son los drivers que, en opinión de Nadal, catapultan a la consecución de las metas? ¿Esos componentes esenciales para dotar a la vida de sentido de satisfacción? Sin ánimo de desvelar todo el contenido del libro, el que te animo que leas y disfrutes, sí que me gustaría compartir algunas de las reflexiones, a modo de tips, que Toni destaca, y con las que me siento profundamente identificado.

Un decálogo de auténticos regalos para pensar y, más aún, aplicar, que dejo expresados de la mejor forma posible, de su propio puño y letra.

  1. EXIGENCIA

“Yo creo que la exigencia es necesaria a lo largo de toda la vida; es más, pienso que da mucho sentido a la vida. Me cuesta concebir una vida que no tenga unos objetivos, unas ilusiones y, por consiguiente, unas exigencias”.

“La exigencia es ser consecuente con una meta, con los desafíos que se plantea uno mismo. Siempre he intentado que Rafael entrara en la pista de entrenamiento, no ya de competición, con unos objetivos que le marcaran una exigencia a imponerse, que tuviera en mente lo que tiene que hacer, qué persigue o qué quiere conseguir”.

“Y he pretendido siempre que mi sobrino hiciera suya la reflexión, que la adoptara y que actuara en consecuencia. Mi máximo objetivo era lograr que fuera autoexigente”.

  1. PROPÓSITO

“Un marco de actuación adecuado, un camino a seguir y una herramienta potente de motivación. Los objetivos son todo eso. Trabajar con objetivos concretos te permite tener unos parámetros con los que poder medir los resultados. Es la base sobre la que se va a sostener todo el trabajo. Es lo que da sentido a la labor diaria. Sin objetivos todo se diluye, no se puede trazar una ruta porque no sabemos adónde vamos”.

  1. ILUSIÓN

“No concibo no tener ilusión por las cosas que uno hace, sea lo que sea, al nivel que sea. Estar contentos con lo que hacemos depende mucho más de nosotros que de las circunstancias. La ilusión es lo que da sentido a todo, según mi concepto de la vida. Si no tengo ilusión, muy difícilmente voy a perseverar y, por tanto, muy difícilmente voy a conseguir nada.”

  1. MEJORA CONTINUA

“La lucha de Rafael ha estado siempre en la idea de superarse a sí mismo”.

“Rafael ha estado dispuesto a hacer lo que tuviera que hacer para mejorar. Y eso es quizás una de las cosas más difíciles de dominar: la tendencia a seguir haciendo lo que tenemos por costumbre”.

  1. TALENTO

“Talento es la capacidad para desarrollar un aprendizaje. Cuanta más capacidad tiene uno de aprender una disciplina, más talento tiene. El que tiene talento encuentra el camino que lo conduce a sus objetivos. El que tiene talento es el que se da más oportunidades. El talento sí que te lleva a lograr los objetivos si estos se persiguen y se hace lo necesario y correcto para lograrlo”.

  1. INSATISFACCIÓN

“La única forma de avanzar es a base de que nos hagan reconocer que no sabemos lo suficiente o que no hemos desarrollado todo nuestro potencial”.

“La insatisfacción es el alimento de los objetivos por conseguir. No hay más. Sin la sensación algo desagradable de que quedan cosas por hacer no se persiguen los retos”.

  1. ESFUERZO

“Aprender cuesta. La labor de los profesores y, por encima de todo, de los padres es enseñar a amar el esfuerzo. El esfuerzo no es un castigo”.

“Para casi todos nosotros la forma más efectiva de conseguir unas metas es a base de perseverar, de esforzarse, de hacer unos sacrificios, de llevar un orden, una disciplina. Esto ha sido así toda la vida”.

  1. CONFIANZA

“Tener la tranquilidad de haber hecho todo lo que estaba en tu mano es lo que te confiere la seguridad en ti mismo”.

  1. ACEPTACIÓN

“Acostumbrarse a la incomodidad, a las dificultades continuas y a la necesidad de resolverlas personalmente nos dará seguramente las herramientas que nos permiten avanzar hacia nuestros objetivos”.

  1. RESPONSABILIDAD Y CAPACIDAD DE AGUANTE

“Con la responsabilidad gestionamos lo que depende de nosotros, la persecución de los objetivos que nos hemos marcado. Con la capacidad de aguante gestionamos lo que no depende de nosotros, es decir, la adversidad”.

“Si no prestamos demasiada atención a lo que nos perjudica y nos centramos en lo que SÍ depende de nosotros, la efectividad y los buenos resultados tienen el camino más fácil”.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>