467033_81202067

“Los 7 magníficos”… aliados de la excelencia

Escrito por Fernando Botella, CEO de Think&Action

Magnífico proviene de magnus (grande) y el sufijo –ficus, de facere (hacer). Según la RAE, significa, entre otras acepciones, “excelente, admirable”. La pregunta que hoy me planteo es si existen algunos ingredientes básicos e imprescindibles para hacer algo excelente y admirable; para convertir un proyecto, nuestro proyecto, en algo digno del calificativo de magnífico. Yo he identificado, a partir de mi experiencia, 7. Como aquellos “siete magníficos” que acudieron a liberar a un pequeño pueblo asediado por una banda de malhechores en el famoso western, estos son nuestros 7 aliados para la conquista de la excelencia. Y, como los protagonistas de la misma, cada uno posee una habilidad especial:

  1. FUN

¡Qué diversiON!! ¡Me aburroooooOFFFFFF!!!!! La diversión conecta, el aburrimiento desconecta. La diversión conecta directamente con el entusiasmo, ingrediente fundamental que nos impulsa a la acción a los seres humanos porque es el que nos inyecta energía, alegría y confianza. Desde la diversión nacen las alternativas. Las alternativas son oportunidades de acción, caminos de descubrimiento, opciones para el éxito. Por el contrario, el aburrimiento si con algo nos conecta es con las excusas, que son motivos para la inacción, para no hacer, no aprender, no evolucionar. Cualquier proyecto, cualquier éxito en nuestra vida depende –y mucho- de la capacidad para generar alternativas y vías de aprendizaje y transformación, y esta se alimenta de un aspecto esencial que es la diversión, entendida como conexión, concentración y pasión en lo que se hace. Así que nuestro primer magnífico es la diversión, un “valiente” que nos aporta la energía necesaria para pasar a la acción.

  1. TALENTO

Pero nuestro primer amigo no puede, sin embargo, hacer mucho solo porque estar muy comprometido, ilusionado y confiando en el proyecto no garantiza su éxito. La pasión es insuficiente por sí sola, se trata sólo de uno de los elementos necesarios que nos predisponen a hacer que las cosas ocurran. Pero necesita la compañía del talento. El talento es el que nos ayuda a entender la realidad, generar objetivos y focos, proyectar situaciones que necesitan soluciones y a valorar el esfuerzo requerido para hacerlo. No disponer de talento para realizar una tarea o actividad es un problema. Los torpes siempre son un peligro para el proyecto, y los torpes motivados, todavía más. ¡Cuidado con ellos! Ellos sí que no pueden formar parte de nuestro 7 ideal.

  1. CAPACIDAD TRANSFORMADORA

Nuestro tercer magnífico viaja siempre con un equipaje muy particular: un sacapuntas y una goma de borrar. Huye del calificativo de experto, más bien se considera un permanente aprendiz de todo. Por eso siempre está afilando su lápiz, aprendiendo de todo lo que le rodea. Nunca da por sentado ni las cosas más cotidianas y se dedica a romper con lo evidente. Al mismo tiempo, recurre mucho a su goma de borrar, para desaprender todo aquello que no le sirve o le paraliza, porque sabe que el desaprendizaje a veces es más importante que el aprendizaje.

  1. ESFUERZO

En este mundo de prisas y de inmediatez, de “usar y tirar” en el que vivimos, llegamos a pensar que si no podemos conseguir todo rápido y de una vez, ¿qué sentido tiene dedicar esfuerzos a intentar realizar pequeños avances? Nos hemos olvidado de que a la excelencia se llega desde el esfuerzo repetido en el tiempo… Por eso no debemos dejar de lado nunca a este integrante de nuestro equipo porque sin él, no seremos capaces de avanzar en el camino hacia el logro de nuestros objetivos. Nada que valga la pena puede construirse en poco tiempo y con poco esfuerzo. Nada que merezca la pena es fruto del azar, sino del trabajo, del esfuerzo y la perseverancia, porque sin ellos no hay práctica, ensayo, experiencias, aprendizajes ni desarrollos. Por eso demos la bienvenida también a este cuarto “magnífico” como compañero de objetivo, porque él nos aporta la determinación para no perdernos bajo el engaño del “todo o nada”, ensalza nuestro talento y nos ayuda a alejarnos de la mediocridad.

  1. FOCO

Nuestro siguiente miembro nos aporta capacidad de visualización y foco. “Enfócate en lo que deseas, visualiza tus metas y no te distraigas de ellas… Si surgen obstáculos o interrupciones en el camino, no desvíes tu mirada de tu objetivo mientras los sorteas”, nos diría. Es el que nos ayuda a elegir acertadamente entre la estrategia ganadora: “enfocarte en lo que quieres” o la estrategia perdedora: “enfocarte en lo que temes”.

Comenzábamos la presentación del primero de los miembros de este equipo hablando de lo determinantes que son las alternativas. Decíamos que éstas nacen cuando estamos en modo on… pues bien, dejadme ahora que os hable del principal autor de las alternativas. Es nuestro sexto acompañante y se llama “SÍ”. Frente a aquellos que tienen tendencia a ponerse en modo PC (Peor de los Casos) y se enfrentan a las circunstancias bajo el prisma del “no se puede”, nuestro protagonista piensa desde el “¿qué sí puedo hacer?”. Su pensamiento no funciona en modo juicio sino en modo posibilidad, porque sólo es en este modo en el que las soluciones aparecen…

  1. HAZtitud

Y completa el equipo de nuestros particulares “7 magníficos” la HAZtitud, que no es más que poner la actitud al servicio del hacer. Como decía Séneca, “el gladiador se decide en la arena”… es decir, somos lo que hacemos. El cumplimiento de los objetivos depende de la capacidad de acción, así que el talento hay que ponerlo al servicio de las tareas que se necesita realizar para alcanzar las metas, o como a mi me gusta mucho más decirlo, de nada sirve el talento si no se pone en movimiento.

1 comentario

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>